LaLiga Santander: Eibar – Real Madrid y Las Palmas – Osasuna

El Real Madrid perdió ayer el liderato en LaLiga Santander, al pinchar en casa ante Las Palmas: 3-3 y gracias, porque a punto estuvo de ni siquiera empatar.

Sin tiempo para lamerse las heridas, la jornada 26 comienza este mismo fin de semana, y el Madrid está obligado a no fallar esta vez, aunque de nuevo tendrá una difícil piedra en su camino. Dicha piedra se llama Eibar, e Ipurúa el estadio donde acontecerá el choque.

El equipo eibarrés está haciendo una temporada magnífica, es 7º en la tabla y se puede decir que su objetivo ya no es la mera permanencia, sino entrar en puestos europeos, los cuales tiene a muy poca distancia (3 puntos).

Como todo equipo grande, los de Mendilibar han hecho de su estadio un fortín, donde han ganado 8 de 13 partidos ligueros y perdido únicamente 3. Las derrotas, contra dos de los titanes (0-4 le hizo el Barça y 0-2 el Atlético) y contra el colista Osasuna (2-3). No pudieron ganar allí ni Sevilla (1-1) ni Real Sociedad (2-0) o Villarreal (2-1).

Campo complicado, pero lo más plausible sería que acabaran imponiéndose los merengues, sobre todo tras el revés de ayer en casa, que unido al de Mestalla de la semana pasada, hace que los merengues ya hayan agotado el confortable colchón de puntos que tenían sobre sus perseguidores (si bien, los de Zidane aún disponen de un partido aplazado pendiente, en Balaídos).

Que gane el Madrid en Ipurúa se paga en Bwin a 1.53 euros/euro apostado, el triunfo armero a 6.25, y a 3.90 el empate.

El que zancadilleó al Madrid anoche, Las Palmas, se quedó con un sabor agridulce al término de la jornada. Conseguir un punto en el Bernabéu, para un equipo modesto, siempre es una hazaña, pero no lo es tanto como si hubieran sido tres, que cerca estuvieron de lograrlo los de Quique Setién.

Al menos se corta la pésima racha de cuatro derrotas seguidas que llevaban los amarillos, y el próximo partido, en el Estadio de Gran Canaria, es propicio para volver a sumar los 3 puntos, pues llega el último de la división, cada vez más hundido, Osasuna.

El equipo navarro, que parecía que tímidamente reaccionaba con la llegada al banquillo de Vasiljevic, en los últimos tiempos no ha hecho otra cosa que cosechar derrotas: 5 consecutivas, y además varias por goleada (3-0 en Vigo y Cornellà ó el 1-4 de ayer ante el Villarreal).

En toda la temporada de liga, los rojillos han puntuado como visitantes tan sólo en un tercio de sus partidos (4 de 12), en tanto que Las Palmas, en su feudo, ha ganado casi la mitad de sus compromisos (6 de 13).

Gana Las Palmas se paga en las apuestas a 1.65, el segundo triunfo en el curso de Osasuna a 5.00, y a 3.80 la X. La victoria canaria, con el empate como apuesta no válida, a 1.25.

Si te gusta compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *