WTA/ATP Miami: Karolina Pliskova – Caroline Wozniacki y Roger Federer – Tomas Berdych

La primera de las semifinales del torneo WTA de Miami se va a disputar este jueves entre la checa Karolina Pliskova y la danesa Caroline Wozniacki.

La una, la centroeuropea, es la 3ª del ranking WTA; la nórdica es la 14ª. Pese a que el historial de duelos entre ambas favorece a Wozniacki (le ha ganado 3 de 4 enfrentamientos), es la checa favorita porque está a mayor nivel actualmente que su rival, y también porque el más significativo duelo entre las dos fue el más reciente, disputado en este 2017 en Doha, y en dicho partido Pliskova tumbó a Wozniacki (por 6-3, 6-4).

Así que queda en segundo plano que la danesa se impusiera a Pliskova una vez en 2013, y dos en 2014. También computa el dato de la temporada en general, que está siendo mejor para Pliskova, con 19 victorias en 22 partidos, y ya dos títulos en el bolsillo, frente al tampoco mal dato de Wozniacki de 18 triunfos en 24 envites, aunque ningún título.

En Bwin, que gane la checa se paga a 1.72, que pase a la final Wozniacki a 2.15.

En el circuito masculino, en ATP Miami, uno de los cuartos de final estará protagonizado por el renacido Roger Federer y otro checo, Tomas Berdych.

Federer parece estar pasando por una segunda, o tercera, juventud, y hay una aplastante preferencia hacia él en este encuentro: en las apuestas, el triunfo simple del suizo se paga a 1.22 y el de su contrincante a 4.25.

Datos que corroboran esta preferencia: se han enfrentado en 23 ocasiones y en 17 ganó Federer. Sobre todo, es especialmente relevante que el helvético ganó la última, en este 2017 en el Open de Australia, por 3 sets a 0 (6-2, 6-4, 6-4), así como los 6 últimos envites entre ambos (es decir, Berdych no supera a Federer desde hace siete duelos).

De esas contiendas, las cinco últimas fueron además sin sets en contra: 6-4, 6-0 en Indian Wells 2015; 6-3, 6-3 en Roma 2015; 6-4, 6-2 en el torneo Barclays 2015; 7-6, 6-2, 6-4 en el Open de Australia del año pasado, y el mencionado 6-2, 6-4, 6-4 de ese mismo torneo en 2017.

Que Federer gane, otra vez, sin sets en contra, por 2-0 (el partido es al mejor de tres sets), se cotiza a 1.62. Que además de en sets, gane en juegos (algo muy probable), se paga así con los siguientes hándicaps: con hándicap de -2,5 juegos a 1.42, de -3,5 a 1.72, y de -4,5 a 2.40. En los últimos duelos de Federer con Berdych, vemos que al menos le sobraron al de Basilea 5 juegos ó más.

Si te gusta compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *