Clasificación Mundial 2018: República Checa – Alemania y Finlandia – Islandia

Suiza y Alemania son las dos únicas selecciones, en la fase europea de clasificación para el Mundial, que han ganado hasta el momento todos sus partidos, los seis.

Ya vimos en un post anterior que los helvéticos lideraban el Grupo A, pues Alemania hace lo propio en el C, con 18 puntos, 5 más que su inmediato perseguidor (Irlanda del Norte) y 9 más que su adversario de mañana viernes, la República Checa.

Los germanos pueden dar un golpe casi definitivo si ganan en Praga, al menos dejarían a los checos fuera de combate. El combinado teutón ha barrido a todos sus oponentes en esta liguilla, incluida Chequia, a quien le endosó un 3-0 en Hamburgo. El resto de marcadores fueron iguales o más contundentes: 0-8 y 7-0 a San Marino, 0-3 a Noruega, 1-4 a Azeirbayán y 2-0 a Irlanda del Norte.

Los de Karel Jarolím sólo han perdido contra Alemania, si bien han empatado demasiado y en partidos a priori asequibles (en casa, a 0 con Azeirbayán e Irlanda del Norte, y fuera a 1 con Noruega) y sólo se ha impuesto en uno de sus partidos caseros (2-1 a Noruega) y a la debilísima San Marino (0-6).

En Bwin, la cuota es de 1.48 si el vigente campeón del mundo le asesta el golpe mortal a Chequia, 7.00 por el segundo triunfo de los checos en su feudo y 4.00 por el empate.

El Grupo I es de los que está más emocionantes, con los cuatro primero clasificados en un puño de 2 puntos: Croacia e Islandia tienen 13, Turquía y Ucrania 11 (y cierran el grupo, con un punto cada uno, Finlandia y Kosovo).

Uno de los de arriba, Islandia, tendrá el sábado una salida más complicada de lo que pueda parecer, pero vital para sus intereses: a Finlandia. Los escandinavos cierto es que sólo han sumado un paurérrimo punto en seis encuentros, pero a diferencia de otras selecciones, sus derrotas han sido siempre muy ajustadas: en Islandia perdieron los finlandeses en el descuento (por 3-2), Croacia y Ucrania también ganaron a Finlandia pero por lo mínimo (0-1 los croatas y 1-0 y 1-2 los ucranianos tanto en casa como a domicilio). Turquía es la que venció con más comodidad (2-0), y el único punto finés se logró en el empate contra la otra colista, Kosovo (1-1).

En cuanto a los islandeses, han ganado sus tres citas en Reikiavik: la reseñada 3-2 sobre Finlandia, 2-0 a Turquía y 1-0 a Croacia. A domicilio, una sufrida victoria (1-2 en Kosovo), un empate (1-1 en Ucrania) y una derrota (2-0 en Croacia).

Por lo mucho que se juega, y por su nivel algo superior, el combinado vikingo es el favorito: en las apuestas de Bwin, cuota de 2.00 si hacen los deberes los de Heimir Hallgrímsson, 4.50 por la primera alegría para los fans finlandeses y 3.30 por un empate poco útil para ambos. “Islandia ó X” se cotiza a 1.20, y a 1.36 el triunfo de los del océano Atlántico con el empate como apuesta no válida.

Si te gusta compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *