Clasificación Mundial 2018: Suecia – Italia y Dinamarca – Irlanda

Italia y Dinamarca son las otras dos selecciones favoritas, junto a Croacia y Suiza, en esta ronda de repesca para acudir al Mundial de fútbol de 2018.

A los transalpinos les ha tocado medirse a Suecia, adversario nada fácil, y el primer partido será en tierras escandinavas, donde el cuadro sueco aún no ha perdido en toda la fase de clasificación (4 victorias y 1 empate). En el feudo nórdico han mordido el polvo en esta liguilla toda una subcampeona europea como Francia (2-1) y las más modestas Bulgaria (3-0), Bielorrusia (4-0) y Luxemburgo (8-0); Holanda consiguió puntuar (1-1).

Italia, a domicilio, ha cumplido contra aquellos combinados que estaban claramente por debajo de su nivel (1-3 en Israel, 2-3 en Macedonia, 0-4 en Liechtenstein y 0-1 en Albania), aunque se chocó contra un muro en España (3-0).

La Azzurra lleva participando consecutivamente en fases finales de un Mundial desde hace más de medio siglo. La última vez que no se clasificó para un Campeonato del Mundo fue en 1958, que por cierto aquel año se celebró precisamente en Suecia. Los suecos han tenido un bagaje más modesto en las citas mundialistas (sin ir más lejos, no estuvieron en las dos últimas, ni en el Mundial de 2014 ni el de 2010) y, de acuerdo con la historia (también con los títulos) sería más “lógico” volver a ver en un torneo global a italianos que a suecos.

Que esto se cumpla, es decir que Italia obtenga al término de esta eliminatoria su pasaporte para Rusia se paga a 1.35 en Bwin, que vuelvan los del norte de Europa doce años después a la competición está a 3.00. Para el partido en el Friends Arena de Solna, las cuotas son: Suecia 3.40, X 3.10, Italia 2.30; “Italia ó X” 1.30, “Suecia ó X” 1.60.

El último duelo entre transalpinos y nórdicos fue hace algo más de un año, en el Europeo de Francia, donde se impuso La Azzurra por 1-0.

El favorito de la restante eliminatoria europea, Dinamarca, sí jugará la ida como local, en Copenhague, teniendo en frente a Irlanda. Porque se clasifiquen los daneses ofrecen en Bwin 1.66, porque pasen los irlandeses 2.25. Como vemos, las predilecciones por los contendientes están una pizca más equilibradas.

Ambas selecciones han sumado en la liguilla una cantidad parecida de puntos: Dinamarca 20 (6 victorias, 2 empates, 2 derrotas) e Irlanda 19 (5 triunfos, 4 empates, 1 derrota). En su cancha, los hombres de Åge Hareide han tenido un par de tropiezos (empate con Rumanía y derrota por 0-1 con Montenegro), aunque arrolló al mejor del grupo (4-0 a Polonia) y se impuso cómodamente a Kazajistán (4-1) y, costándole un poco más, a Armenia (1-0).

Sobre The Green Army hay varios factores positivos: uno, que han ido de menos a más y se clasificaron para esta repesca cuando pocos apostaban por ellos (venciendo en el último encuentro, a domicilio, a Gales, que era su rival directo por la 2ª plaza); también, que no han perdido en ninguno de sus desplazamientos: victorias en Moldavia (1-3) y Austria (0-1), además de la mencionada en Gales, y empates en Serbia (2-2) y Georgia (1-1). Las cuotas para el partido, en Bwin, son: Dinamarca 1.75, X 3.50, Irlanda 6.00. Que los daneses no sucumban está a 1.14 y que los de verde sigan imbatidos como foráneos a 1.30.

Vemos cómo Irlanda siempre ha anotado fuera; que siga así, que marque en Copenhague se cotiza a un interesante 1.85 en Bwin. Los daneses, en su terreno de juego, han encajado gol en tres de sus cinco compromisos. La apuesta sobre que ambos anoten se paga a 2.25; el combinado apodado El Tomate Mecánico ha visto puerta en la mayoría de sus citas caseras (4 de 5) e Irlanda ha encajado en 3 de sus 5 salidas.

Si te gusta compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *