West Ham United – Chelsea y Villarreal – Barcelona

El Chelsea es 3º en la Premier League, pero está a una sideral distancia del líder (el Manchester City) de 11 puntos, y a 3 del 2º, el Manchester United. En la 16ª jornada, los de Antonio Conte podrían acercarse a los dos conjuntos de Mánchester, ya que estos jugarán entre ellos.

Y el Chelsea se medirá a uno de los peores equipos, hasta ahora, del campeonato: el West Ham United, que es penúltimo clasificado, con sólo 10 puntos en 15 jornadas. La superioridad de los blues está fuera de toda duda, y si el partido se desarrolla con normalidad, deberían imponerse a los hombres de David Moyes, aunque también era el Chelsea superior al Crystal Palace cuando se enfrentó a él hace unas semanas y acabó perdiendo. Pero son “accidentes” puntuales; de los cinco tropiezos (empates y derrotas), que acumula el Chelsea en el curso, la mayoría fueron contra equipos de la zona alta (Manchester City, Liverpool, Arsenal, Burnley y Crystal Palace).

Los hammers no ganan en liga desde finales de septiembre; desde entonces, han empatado tres encuentros y perdido cinco. 1.50 euros/euro apostado es lo que ofrecen en la casa de apuestas Bwin porque el Chelsea se salga con la suya en el Estadio Olímpico de Londres, 7.50 por el triunfo del conjunto local y 4.50 por la X.

De vuelta a LaLiga Santander, en la noche del domingo, habrá un partidazo en el Estadio de la Cerámica entre el Villarreal y el Barcelona.

En las apuestas, el favorito es el líder: Barça 1.53, Villarreal 6.00, empate 4.33. El Villarreal ha perdido tres de sus últimos cuatro partidos (2-3 con Sevilla, 3-1 con Leganés y 0-1 con Maccabi, si bien el compromiso europeo fue más un “entrenamiento” que otra cosa, porque el técnico castellonense tiró mucho de canteranos para afrontar ese trámite).

Resultados estos últimos que pueden hacer confiarse al Barça, aunque los de Valverde tampoco pueden presumir demasiado, pues igualmente han tenido varios tropiezos en tiempos recientes (empates con Juventus, Valencia y Celta en las últimas semanas).

El antiguo Madrigal no ha sido nunca un campo fácil para los equipos visitantes, ni siquiera para el Barça. En las dos últimas temporadas, los azulgranas no pasaron allí del empate y en las visitas previas la mayoría de victorias culés fueron por la mínima. Desde 2010, los catalanes no se imponen en el estadio amarillo con claridad, por más de un gol de diferencia (aquel año lo hicieron por 1-4), habiéndose enfrentado en dicho escenario desde entonces, en liga, seis veces. Los que confíen en que el Barça sufrirá y pinchará de nuevo, o como mucho ganará raspado, está la apuesta de triunfo de los de Javi Calleja con hándicap a favor de 2:0 goles, a cuota 1.53.

Si te gusta compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *