Mundial 2018: Portugal – Marruecos y España – Irán

Irán es el líder del Grupo B, en el Mundial de fútbol que se está celebrando en Rusia, después de ganar in extremis a Marruecos en la primera jornada (1-0) y aprovechar el empate entre España y Portugal (3-3). Hoy se va a disputar la segunda jornada de este grupo, con los dos conjuntos ibéricos como favoritos para imponerse a los dos árabes, España a Irán y Portugal a Marruecos.

Los lusos son los que jugarán primero, a las 14:00 hora peninsular española. Los de Fernando Santos siguen demostrando que son un equipo al que no es fácil batir, y que tienen a Cristiano Ronaldo más enchufado que nunca. Marruecos, por contra, pinta mal, ya que ni siquiera ha sido capaz de doblegar a la cenicienta del grupo, Irán. En la casa de apuestas de Bwin, pagan 1.57 si Portugal suma hoy tres puntos vitales, 3.75 por el empate y 6.75 porque Marruecos rompa las quinielas y le hinque el diente al campeón de Europa.

Ya en la tarde-noche, a las 20:00, será el turno de España e Irán. En este partido, La Roja tiene mucho más que perder que los iraníes. A los de Carlos Queiroz incluso un empate les sabría a gloria, podría significar su casi segura clasificación para octavos. Para España, todo lo que no sea ganar es un fracaso y poner pie y medio fuera de la cita mundialista.

En las apuestas ofrecen solo 1.17 porque los de Hierro sean mejores que los iraníes en el primer duelo de la historia entre estas selecciones. Las cuotas se incrementan a medida que la victoria hispana sea más cómoda: un triunfo de La Roja por dos goles de diferencia como poco (hándicap 0:1) se paga 1.57, por tres o más a 2.50 y una goleada por cuatro o más chicharros a 4.50. Se espera que los españoles pisen el acelerador desde el pitido inicial y se pongan por delante en el luminoso en la primera mitad. Que esto suceda, la apuesta “primer tiempo/resultado final: España/España” se cotiza a 1.62.

Aunque revisando el historial reciente de la selección de Irán, España, que es sin duda superior a los de Queiroz, no debería confiarse demasiado, puesto que los persas han perdido muy pocos encuentros en los últimos cursos (tres derrotas en los últimos tres años), si bien sus contrincantes fueron casi siempre de su región y muy pocos enfrentamientos contra conjuntos europeos. También hay que resaltar que todas las derrotas iraníes fueron por la mínima (ante Irak, Túnez y Turquía). Si somos de la opinión de que el cuadro español no ganará holgadamente y se impondrá a lo sumo por un gol de distancia o dos, el triunfo persa con hándicap de 2:0 goles a su favor se cotiza a 2.25, a 1.48 con hándicap de 3:0.

Si te gusta compártelo